Propiedades de los nuevos cereales.

Por lo general cuando hablamos de cereales pensamos en los productos típicos derivados del cereal el pan, la pasta (pasta alimenticia elaborado a partir de la sémola de trigo) pastas compuestas (elaboradas con huevo, leche) pastas rellenas (en su elaboración se les introduce carne o verdura), cereales para desayunar, galletas, bollería productos de panadería…

Pero…. cuantas partes tiene un cereal? El grano del cereal, es una semilla formada por diferentes partes.

LA CASACARA,SALVADO, compuesta principalmente por fibras de celulosa que contiene vitamina B1, cuando se muele el grano se retira esta cáscara del grano y esto da origen al salvado. El grano, a su vez, está formado por EL GERMEN Y EL NUCLEO. En el germen ENDOSPERMA predominan las proteínas de alto valor orgánico, que contienen grasas insaturadas ricas en ácidos grasos esenciales y vitamina E y B1 que se pierden en los procesos de refinado para obtener harina blanca. EL NUCLEO está compuesto por almidón.

En el caso del trigo, la avena y el centeno contienen un complejo proteico llamado gluten, que a su vez está formado por otras dos proteínas: gliadina y la gluteína.

Estas son las que dan la flexibilidad y las características panificables a la masa de pan y también son responsables de la esponjosidad y textura característica de ese alimento.

La celiaquía, es la intolerancia al gluten, Esta enfermedad se manifiesta por una reacción inflamatoria, de base inmune, en el intestino delgado alterando su mucosa y se manifiesta con trastornos digestivos de mayor o menor severidad.

Nuestros antepasados hace miles de años nos dejaron en herencia una gran fuente de conocimientos hoy hablaremos de ellos

“ LOS CEREALES EN GRANO.”

Mucha gente solo conoce los cereales básicos trigo, arroz, maíz, cebada…

En este post Nutrisalia quiere dar a conocer aquellos cereales que hace mucho tiempo que existen pero nunca te has atrevido a probar. Él mijo, el farro, la avena, el centeno, arroz integral, Kamuk, quinoa ,trigo, trigo sarraceno, amaranto y otros pseudocereales.

Que son los pseudocereales?

Por su nombre podemos pensar que son sucedáneos artificiales o alimentos de segunda generación, pero nada más lejos de la realidad. Los pseudocereales son plantas de hoja ancha que aunque no son de la familia de los cereales reciben este nombre por sus usos y propiedades tan similares a las de éstos.

Los cereales nos proporcionan saciedad, tiene poca grasa, contienen minerales, fósforo, hierro, potasio, vitaminas del grupo B,B1,E, es una gran fuente de carbohidratos de absorción lenta ,los cuales necesitamos para estar activos y seguir con nuestros aceres cotidianos. Los micronutrientes que contienen los cereales integrales realizan importantes funciones, mejorando las defensas, reducen los procesos inflamatorios y contribuyen a proteger las células de los radicales libres. Además la fibra favoreces el buen funcionamiento intestinal y su función soluble nutre la flora bacteriana intestinal. Los cereales integrales son beneficiosos para tener bajo ralla el colesterol, sus fibras, fitoesteroles y niacina están presentes en el salvado.

[ File # csp10204582, License # 2522876 ] Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php) (c) Can Stock Photo Inc. / marilyna

Descripción de los cereales.

 

AVENA: El cereal con mayor contenido proteico. Contiene también magnesio, calcio, fósforo y hierro, vitaminas del grupo B y algo de vitamina E. Es rica en ácidos grasos insaturados. Su fibra soluble ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre. Es muy nutritiva y de fácil digestión. Sus hidratos de carbono se absorben lentamente por lo que sacia y es energética durante horas después de consumirla.

CEBADA: la cebada contiene una elevada proporción de hidratos de carbono (67%) y proteínas (12,8%). Se emplean como sustitutos del arroz, en sopas y guisos. Ideal para gente que sufre mucho de estrés o fatiga nerviosa. Aconsejable en estados de cansancio y para las personas con la tensión muy baja (no es muy recomendable su consumo diario en caso de hipertensión). Cuida los huesos y los dientes, previniendo las caries ya que es rica en Flúor. También es buena en enfermedades cardiovasculares, gracias sobre todo, a su contenido en ácidos grasos esenciales. En alteraciones hormonales de la mujer, por su contenido en isoflavonas. Su riqueza en Calcio, Magnesio y otros minerales también la hacen aconsejable para problemas de Osteoporosis y falta de Calcio. Combate el estreñimiento y ayuda a los procesos digestivos, excelente remedio para aliviar la impotencia y debilidad sexual.

CENTENO: Se usa sobre todo para elaborar pan, generalmente mezclándolo con otros cereales. Es el único cereal con gluten suficiente para hacer pan, aunque posee menos gluten que el trigo, por lo que el pan de centeno es más denso. Espesante de salsas, sopas, así como en la elaboración de algunas variedades de galletas y otros productos de repostería. Es rico en fósforo, flúor y calcio. Tiene bajo valor calórico. Favorece la circulación de la sangre. El agua de centeno regulariza desarreglos intestinales. Es un poderoso reconstituyente. Rico en ácido fólico y sales minerales. El centeno es de fácil digestión y absorción. Por su alto contenido en fibra es un estupendo laxante. Se recomienda en caso de hipertensión y enfermedades vasculares. Ayuda a regular los niveles de colesterol. Por su bajo aporte calórico. Reduce la absorción de azucares simples, por lo que su consumo es recomendable para persona que sean diabéticas.

MAIZ: Su alto contenido en hidratos de carbono de fácil digestión lo convierten en un alimento ideal para los niños y los deportistas. Aconsejable en personas con deficiencia de Magnesio Su harina es idónea para el consumo cuando existen problemas de alergia o intolerancia al gluten. Su aporte en fibra favorece la digestión y reduce el colesterol. Aporta el antioxidante Betacaroteno, muy recomendado en la prevención del cáncer. También nos ofrece vitaminas del grupo B, específicamente B1, B3 y B9, las cuales actúan ante el sistema nervioso

MIJO: El mijo contiene por lo general menos proteínas que el trigo o el centeno y más que el arroz. Su sabor neutro, suave y lleno de matices le da a sus platos un toque mágico. El mijo es uno de los cereales más energéticos que existen, es una buena idea incluirlo en el muesli del desayuno o en uno de los platos del mediodía, especialmente durante el invierno. Indicado en caso de anemia, calambres musculares y embarazo. Resulta un excelente remedio para fortalecer la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

SORGO: Lo fundamental es que no tiene gluten, por lo tanto los celíacos lo pueden tomar sin ningún tipo de problema. También tiene propiedades astringentes, homeostáticas y antidiarreicas. Se consume en forma de harina y puede combinarse con la de maíz para la confección de todo tipo de platos. Los diabéticos pueden consumir sorgo.

TRIGO: Alimento rico en hidratos de carbono que ayuda a obtener mucha energía. Su riqueza en fibra le hace ideal para tratar el estreñimiento. Ideal para personas nerviosas o en período de estudios por su aporte en vitaminas B. El trigo tiene propiedades antioxidantes, ya que es una buena fuente de Selenio y vitamina E que protegen las células frente a los radicales libres, por esta misma causa ayuda a que el colesterol no se oxide y bloquee las arterias.

AMARANTO: Es considerado un pseudoceral. Es un cereal sin gluten. Rico en calcio, lo convierte en un cereal adecuado para aquellas personas que quieren incrementar su consumo en este mineral. Tiene un alto valor nutritivo y es muy digestivo. Nos aporta hierro y hierro, por lo que los vegetarianos se benefician de consumo. Su gras es rica en ácidos grasos esenciales.

QUINOA: Es considerado un pseudoceral. No contiene gluten, son muy ricos en proteínas de alto valor biológico. Nos proporcionan importantes aminoácidos esenciales, aquellos que son imprescindibles para el organismo. Aporte cantidades considerables de hierro y calcio.

TEFF: Es un cereal de grano pequeño y marrón originario de Etiopía, su valor nutricional es superior al de otros cereales. Su consumo es muy aconsejable ya que es un cereal sin gluten, por lo que es ideal para personas celiacas o con intolerancia al gluten. Es rico en carbohidratos de liberación lenta por lo que los deportistas se benefician de su consumo. Es un cereal de un alto poder saciarte puede ayudarnos a reducir esos kilos de más. A nivel intestinal actúa como un pro biótico nos estimula la flora intestinal. Es rico en magnesio y calcio y es fuente de 8 aminoácidos esenciales incluyendo la Lisina.

ESPELTA Y KAMUT: la espelta y el kamut son variedades del trigo, podemos destacar su aporte en energética, son ricos en fibras, vitaminas del grupo B. gran fuente de antioxidantes gracias a su aporte en selenio y vitamina E. La espelta y el Kamut nos provocan menos intolerancias que el trigo común ya que son híbridos.

TRIGO SARRACENO: El trigo Sarraceno y el alforfón es una planta herbácea, no un cereal aunque tiene propiedades similares a estos. No contienen gluten. Contiene entre un 10% y un 13% de proteínas. Es rico en ácidos grasos OLEICO, LINOLEICO, PALMITICO Y LINOLENICO, muy apropiado para aquellas personas que quieran controlar sus niveles de colesterol. Nos aporta hierro, magnesio, vitaminas del grupo B, es rico en almidón y bajo en grasas.

cerelaes-final2

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios