Nuevas tendencias en nutrición, cambios a la vista, actitudes y costumbres según la la industria de alimentos y como el sector salud, el gobierno y la población tienen ante si un reto de difícil solución.

 

bionutrisalia-salud

 

Cuando se habla de tendencias en nutrición y des de www.nutrisalia.net hemos recalcado todas estas en post anteriores, decimos que éstas se refieren no sólo a los cambios que puedan darse en los productos, también se refieren a las corrientes y creencias del consumidor, a sus necesidades energéticas, gustos y disgustos, intolerancias, e incluso poder adquisitivo que ya es sumamente relevante y condicionante.

Las nuevas tendencias en nutrición son un factor clave para las sociedades y la industria de alimentos, debido a que están intrínsecamente ligadas a aspectos tales como el control de la obesidad y otras enfermedades adquiridas.

Por eso, dando continuidad a las publicaciones anteriores sobre el incremento de la obesidad, la innovación en productos reducidos en grasa, azúcar y/o sodio, sin gluten o obesidad infantil, debemos tener en cuenta las nuevas estrategias para fomentar hábitos de alimentación correcta y autoeducarnos, pues llegamos a tocar en esta oportunidad el tema de la nutrición personal.

Si nos remontamos a la definición pura del término nutrición, des de www.nutrisalia.net nos damos cuenta que en diccionarios especializados y en pocas palabras, aparece como el “estudio de la relación entre los alimentos y la salud”, sin embargo, durante el transcurso de los años, diversas han sido las corrientes que proponen nuevos términos y prácticas de nutrición.

A ciencia cierta lo que importa es lo que “sabe y entiende” el cliente, comensal, paciente o persona, pues de él dependerá su estado de nutrición y des de http://www.nutrisalia.net y tienda BioNutrisalia lo sabemos y bien.

El interés del consumidor por conocer la relación existente entre dieta y salud ha aumentado considerablemente en los últimos años, lo que contribuye al desarrollo de alimentos funcionales (aquellos que pueden tener de manera natural o adicionada algunas sustancias activas desde el punto de vista biológico y con acciones potenciales benéficas sobre el organismo).

 

profesionales-nutricion-nutrisalia

 

Por eso, esta preocupación del consumidor por el binomio salud-alimentación se ve reflejado en las cifras que muestra el mercado de los alimentos funcionales y modificados en su composición. Cada día son más las áreas encargadas de investigar los efectos de uno o más productos y en innovar para que sea atractivo para el consumidor final.

 

Las tendencias no solo cambian en los productos, si no en las corrientes y creencias del consumidor, los planes de alimentación se modifican de acuerdo a las necesidades energéticas, gustos y disgustos, intolerancias, e incluso poder adquisitivo.

Asimismo, las pautas y programas gubernamentales sobre estilos de vida saludables recaen directamente en estas tendencias.

Tendencias según tamaño de porción.

Llegan hacer de 2 a 5 veces más grandes que en el pasado.
Contienen más calorías que las pequeñas. 
Exceden los tamaños recomendados establecidos.

Según el consumidor el “costo define el tamaño”, sin embargo este exceso en tamaño también trajo un exceso en el peso de las personas cuando su consumo no es moderado

 

Tendencias según cantidad de nutrimentos.

 

En años pasados la innovación consistía en agregar micronutrimentos, para brindar mejor salud. Después, en disminuir los macronutrimentos para prevenir enfermedades crónicas no trasmisibles. La postura de consumidor ante la discrepancia de poner y quitar lo lleva a una confusión tal de no saber si consumir o no los productos “innovadores”.

Tendencias según raza.

En la actualidad, diversas investigaciones indican que existen diferencias raciales, no solo en color de piel y ADN, sino también en la necesidad de ciertos alimentos.

 Dietas individualizadas o en comunidad.

La nutrigenética explica el efecto de la variación genética que modifica el metabolismo de nutrimentos, la utilización y tolerancia a alimentos.

La cultura y educación del consumidor sobre alimentación y nutrición, en su mayoría se enfatiza en “comer para saciar”, no en comer para estar sano; sin embrago esta tendencia nos permite estudiar los efectos genéticos y los cambios que pueden generarse en la prevención de algunas enfermedades si se lleva a cabo una alimentación especializada.

” Estas tendencias se toman en cuenta en investigaciones poblacionales, para el desarrollo de Políticas Públicas y estrategias para tratar de coadyuvar en el control del problema de sobrepeso y obesidad, mundial “.

Y algunos expertos sugieren que el incremento en el consumo de alimentos altos en azúcar, grasas y harinas refinadas aunado a la urbanización, cambios sociales, tecnológicos y económicos ocurridos en el país en los últimos decenios, han implicado modificaciones importantes en los patrones de alimentación y de actividad física en el entorno laboral, y en los, momentos de esparcimiento. Se han registrado cambios importantes en la compra de algunos alimentos.

Comparando el gasto de 1984 y 1998, se observó una disminución en la adquisición de verduras, frutas, leche y carnes de 25% en promedio, y un aumento en la compra de hidratos de carbono refinados que ascendió en 6.3, así como el gasto en bebidas azucaradas, el cual aumento en 37.2%, cifras que responden a las tendencias en el consumo de alimentos.

Para la industria de alimentos dado que todos para ellos, somos solo productos, hace de estas tendencias, que no sólo orillan a crear nuevos productos con modificaciones en su composición, si no a cumplir las exigencias del consumidor que cada día está más preocupado por su salud, status y economía.

 

Con las nuevas Políticas Públicas en Salud, los requisitos y trámites para vender un producto han cambiado, ya que la preocupación no sólo radica en la imagen, precio y plus que resalte ante la competencia, además tienen que orientar a la población sobre la elección y combinación saludable y grupo de alimentos al que pertenece dicho producto.

Aún más complicado para el consumidor que recibe mensajes a toda hora sobre el cuidado de la salud por medio de la prevención del sobrepeso y obesidad, sobre el límite en el consumo de bebidas azucaradas, alimentos fritos, capeados o empanizados, sobre la disminución en el consumo de botanas con altos contenidos en sodio y para rematar sobre la importancia de realizar al menos 30 minutos de actividad física.

En definitiva y visto como avanza todo desde http://www.nutrisalia.net , tanto la industria de alimentos como el sector salud, el gobierno y la población se encuentran ante un reto, que parece difícil de cumplir, sin embargo, las nuevas tendencias nutricionales repercutirán en el control de enfermedades como la obesidad, la diabetes e hipertensión arterial.

Como ves, todo lo que te recomendamos y explicamos des del bloc de nuestra tienda, BioNutrisalia. Siempre será muy, muy sano y beneficioso para ti y los tuyos. También puedes consultarnos y dirigirte a nosotros a través de nuestro e.mail, nutrisalia@gmail.com si te surgen dudas o consultas respeto a nuestras publicaciones o quieres consultar directamente a nuestra técnica en nutrición y dietética, Yolanda Martinez, encantada resolverá vuestras consultas.

 

logo-nutrisalia

Anuncios