Mantente hidratado todo el día, es mucho más importante de lo que crees. Te lo dice Nutrisalia!

 

El cuerpo depende del agua para sobrevivir, esa es la primera razón por la que debemos y hemos de beber agua.

 

El organismo está compuesto por un gran porcentaje de líquido, lo que permite a los órganos trabajar correctamente y a las células vivir. Pero además, los tejidos y los músculos necesitan agua, que lubrica las articulaciones, remueve los productos de desecho y mantiene la temperatura del cuerpo.

¿Cómo se pierde la cantidad de agua?

Al ir al baño, al hacer deporte, al dormir, cuando hace mucho calor, al tener fiebre, al vomitar y hasta al respirar. Es por ello, que resulta vital reponer el agua que vamos perdiendo a lo largo del día y de nuestras actividades.

¿Cuáles son los signos de la deshidratación?

Algunos síntomas pueden ser más severos que otros, pero es preciso que prestes atención a la orina de color oscuro o a la falta de ganas de orinar; a la resequedad en la boca o en los labios; al adormecimiento, somnolencia o fatiga crónica; a la sed extrema; a la sensación arenosa en la gargant; al dolor fuerte de cabeza; a la confusión o embotamiento; al vértigo o al mareo o a la falta de lágrimas al querer llorar.

¿Cuánta cantidad de agua se debe beber por día?

Existen muchas variables para esta respuesta. Todo depende de la edad de la persona, del número de actividades y sus intensidades, de la época del año, etc. La medida básica es 8 vasos (dos litros) por día, pero esto se debe aumentar en verano, cuando las temperaturas son más elevadas, cuando hacemos ejercicio o tenemos fiebre. Las embarazadas y mujeres lactantes precisan beber más agua, lo mismo que aquellos que padecen cálculos renales o retención de líquidos.

 

” Tips para mantenerse hidratado todo el día, presta mucha  atención a las señales de sed!!! “

No es necesario llegar a ese punto para beber agua. No le restes importancia al hecho de no consumir nada por horas. Opta por cualquier tipo de técnica que te recuerde cumplir con tu obligación diaria de líquido. Desde tener una botella llena a la vista encima del escritorio o en el bolso a hasta usar una aplicación móvil con alarma que te avise que es tiempo de beber agua.

Alertas!!!

 

Observa el color de la orina.

Cuando nos levantamos a la mañana, el tono es bastante oscuro. Ese es el único momento del día donde podemos aceptar ese color. Luego, a lo largo de la jornada, debe ir aclarándose. Se dice que la señal de “ya cumpliste tu ración diaria” es cuando la orina es transparente. Eso quiere decir que has limpiado tus riñones completamente.

Recuerda que también en invierno también es preciso beber agua!

Mucha gente se acuerda de beber sólo cuando hace calor y ese es un error muy grave, ya que si bien el cuerpo puede eliminar más líquido en verano, durante los meses de frío la necesita para cumplir con sus funciones vitales. Ya lo sabes, dos litros como mínimo los 365 días del año.

Bebe agua cuando tengas hambre.

A veces confundimos la sensación de hambre con la de sed. Es frecuente este error porque también la sed es un tipo de hambre, aunque pueda sonar complicado. Y esto te ayudará no sólo a hidratarte sino también a no comer de más, porque tu estómago estará un rato lleno de agua y no requerirá comida.

¿Qué alimentos tienen mucha agua?

Además de beber el agua, puedes consumir líquido para no deshidratarte en diferentes presentaciones. Sin dudas una excelente noticia para los que no son muy fanáticos del agua o se aburren fácilmente y quieren algo con más sabor.

Sandía

Es el alimento con más cantidad de agua en su composición y además, su aporte calórico es muy bajo. Como si esto fuera poco, esta fruta XL ofrece vitaminaC, betacarotenos (lo que le da el color rojo de su interior), potasio, licopeno, potasio, ácido fólico y magnesio. Calma la sed y tiene buenas propiedades para depurar el organismo.

Pepino.

La pulpa de esta verdura concentra una buena cantidad de agua, así como también vitaminas C y E. Sus aceites naturales tienen la capacidad de saciar la sed, disminuir los dolores de vejiga y calmar el estómago inflamado. Las semillas actúan como un potente diurético y si se usa de forma externa, mejora y suaviza la piel.

Melón.

Contiene potasio y agua, perfecto para consumir después de una serie intensa en el gimnasio o para un día de mucho calor en la playa. Tiene vitaminas A, B y C y es fundamental para cumplir con las tareas metabólicas del cuerpo.

Manzana.

El 84% de esta fruta es agua. Como si esto fuera poco, tiene la capacidad de reducir el colesterol, proteger de los radicales libres que pueden causar cáncer, ayudar a reducir el estreñimiento gracias a las fibras y sirve para desintoxicar la sangre.

Acelga.

El 97% de una de las mejores verduras que existe, es agua. Cuando se la consume al vapor nos aporta una buena cantidad de minerales y vitaminas. Es baja en calorias y tiene muchos beneficios para la salud.

Lechuga.

Infaltable en las ensaladas de verano. Da sensación de saciedad y a la vez nos quita la sed. No aumenta la cantidad de calorías en nuestra dieta y nos brinda vitaminas, minerales y fibras que ayudan a perder peso.

Tomate.

Este delicioso fruto tiene un 93% de agua y abunda en licopenos, una sustancia que tiene capacidad antioxidante. Se puede consumir de muchas maneras pero para aprovechar las propiedades y no quitarle su hidratación, lo mejor es comerlo crudo.

Por eso, Nutrisalia te da 7 consejos para afrontar las altas temperaturas.

A poco más de una semana para que entre oficialmente el verano, casi la mitad del país se encuentra en alerta ante las altas temperaturas. Por ello vale la pena recordar qué se debe y qué no se debe hacer para protegerse del calor. Como tendrá claras las medidas más elementales y de sentido común.

Beba con frecuencia, incluso aunque no tenga sed. Y si siempre debe evitar los refrescos y las bebidas azucaradas, ahora con más razón. Los refrescos (con altas concentraciones de azúcar y cafeína) hacen que en realidad pierda líquidos corporales (aparte de tener otras consecuencias negativas para su salud). 

Aunque con calor no hay nada que parezca más apetecible que una bebida bien fría, evite ingerir líquidos excesivamente fríos, pues pueden provocar cólicos. 

Aunque darse un baño (en la piscina, en el mar, etc.) aumente la sensación de estar fresco, ello no hace que no sea necesario beber. Es más, el riesgo es… que se le olvide beber. 

Hacer ejercicio es imprescindible para la salud, pero tenga mucho cuidado con el deporte en momentos de gran calor. Hidrátese abundantemente mientras hace ejercicio (un litro de agua por hora sería lo óptimo, aunque parezca excesivo). Y tenga cuidado con las bebidas isotónicas que venden para tomar al hacer deporte si sigue una dieta baja en sal. 

Consuma alimentos frescos y naturales, con abundancia de frutas y verduras, que además son ricas en agua. Y haga comidas ligeras. 

Reconozca los primeros signos de una alteración de la salud relacionada con el calor (mareo, palidez, palpitaciones, sed extrema…) para acudir al médico rápidamente. 

Tenga especial cuidado si su salud o sus circunstancias le hacen especialmente vulnerable al calor (mayor de 65 años, sobrepeso, diabético…). 

¿Y Ahora, que ya sabes un poquitín más, sigues sin estar inspirado para empezar tú dieta? ¿Quieres mejorar tu alimentación? ¿O sencillamente, quieres comer sano, muy sano y bien?

Ven a Nutrisalia y a BioNutrisaliao puedes también consultarnos y dirigirte a nosotros a través de nuestro e.mail, nutrisalia@gmail.com ,si te surgen dudas o consultas respeto a nuestras publicaciones o quieres consultar directamente a nuestra técnica en nutrición y dietética,  Yolanda Martinez, encantadísima, os resolverá vuestras dudas, y consultas.

 

Anuncios