El cansancio en el embarazo. Por Nutrisalia.

 

El cansancio en el embarazo.

 

Cada mujer vive el embarazo de forma muy distinta., pero uno de los síntomas del que casi ninguna de ellas se libra y de eso en Nutrisalia sabemos un poco, es el del cansancio.

Que una vida se forme durante nueve meses dentro de ti implica un gasto importante de energía y, por supuesto, inevitablemente conlleva una serie de consecuencias para todo tu cuerpo. Y es que, ¿quién dijo que formar a un ser humano era fácil?

El cansancio en el embarazo es un síntoma totalmente normal y común. El problema viene cuando te sientes a todas horas fatigada y te da pereza hasta levantarte de la cama. Es una sensación difícil de sobrellevar.

 

 Ágamos pequeños cambios  como cambiar tu dieta o hacer algo de ejercicio ¡Con ellos conseguirás combatir el cansancio y sentirme más energética.

 

¿Cuáles son las causas del cansancio durante el embarazo?

 

El embarazo supone un gran cambio para el cuerpo de una mujer. Al mismo tiempo que se producen cambios físicos, se producen cambios tanto emocionales como hormonales. Obviamente los hormonales no los podemos controlar pero los físicos sí.

“El embarazo requiere una gran parte de energía por parte de la madre. Las embarazadas reciben energía de su alimentación, de los nutrientes de estos alimentos que se consiguen mediante el proceso de digestión, del tiempo que utilizan en descansar y de según sea su constitución”. Comer y dormir de forma irregular o el estrés son los peores enemigos para las embarazadas ya que pueden ser las principales causas para sentirse muy cansadas.

 

 

El cansancio en el embarazo: un síntoma común. Lo sabías?

 

” Los niveles de cansancio van variando según se van cumpliendo las distintas etapas del embarazo, trimestre a trimestre. Es más normal que te sientas más cansada durante las 12 primeras semanas de embarazo ya que se trata del tiempo en el que tu cuerpo se está adaptando a los cambios “.  Pero el tercer trimestre puede hacerse más duro, ya que el peso del bebé va incrementando y en consecuencia tus niveles de energía disminuyen. Por eso… Cuida lo que comes!

 

Como a cualquier persona, todo lo que come una embarazada repercute en cómo se siente exteriormente. Así que te recomendamos que añadas a tu dieta sobre todo alimentos que te den energía. La dieta que debemos llevar durante el estado de gestación debe estar basada en una dieta equilibrada con una serie de características especiales que Nutrisalia ahora te cuenta.

 

 Evitar en lo posible el consumo de alimentos crudos, carne y derivados, pescados… para evitar riesgos como por ejemplo la toxoplasmosis.

 

La ingesta debe ser variada, equilibrada y con un reparto de comidas: desayuno, almuerzo, comida, merienda, cena y post cena, conocida como resopón y que tiene por objeto evitar el bache hipoglucémino, inducido por demanda fetal, entre cena y desayuno.

Mantener una buena hidratación ya que se deben consumir al menos 8-9 vasos de agua al día.

En cada comida principal debe haber platos que aporten hidratos de carbono complejos, proteínas, lípidos y micronutrientes.

 Se aconseja consumir por día de 5 a 6 raciones de cereales, de 5 a 7 raciones de fruta y verdura, de 3 a 4 raciones de lácteosy las proteínas deben ser de buena calidad, el 50% de origen animal y el otro 50% de origen vegetal.

Alimentos ricos en hierro como las verduras verdes, la carne roja, los huevos, el pescado y las judías.

Alimentos ricos en fibra como la avena, la quínoa  y, el pan y los cereales integrales.

” Vitamina C. Muy Importante “.

 

Seguimos…

Reparte  adecuadamente las calorías durante todas las comidas (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena, raspón)

Las embarazadas no se deben ir a la cama antes de las 2 horas de haber terminado la cena. Con ello estaremos evitando un reflujo esofágico.

Los micronutrientes, las vitaminas y los minerales durante el embarazo

Aconsejamos   la ingesta complementaria de ácido fólico ya que “se necesitan 600 microgramos por día y una deficiencia de su aporte calórico puede ser causa de anemica megaloblástica en embarazadas o malformaciones en el tubo neural del feto.

La vitamina D es clave también durante el embarazo ya que es muy importante para la absorción del calcio y ésta sobre todo debe suplementarse durante el tercer trimestre a aquellas embarazadas cuya exposición solar o alimentación no es suficientemente equilibrada

 

” PROHIBICIONES “.

 

El consumo de alcohol (incluso de baja graduación) se debe evitar durante el embarazo ya que la placenta carece de la enzima alcohol deshidrogenasa, lo podría llevar a producirse un síndrome alcohólico fetal. Igualmente, el tabaco está prohibido ya que disminuye el desarrollo fetal y está directamente relacionado con el nacimiento  del feto con poco peso. También se debe evitar el consumo en exceso de sal para evitar edema e hipertensión así como limitar las bebidas con cafeína y azucaradas.

Hacer un poco de ejercicio suave durante el embarazo te ayudará a mantener los niveles de energía y combatir la sensación de cansancio, camina, nada, práctica Pilates, yoga etc…

 

 

 

¿Y ahora, que ya sabes un poquitin más, sigues sin estar inspirado para empezar tú dieta? ¿Quieres mejorar tu alimentación? ¿O sencillamente, quieres comer sano, muy sano y bien?

Ven a Nutrisalia y a BioNutrisalia, o puedes también consultarnos y dirigirte a nosotros a través de nuestro e.mail, nutrisalia@gmail.com ,si te surgen dudas o consultas respeto a nuestras publicaciones o quieres consultar directamente a nuestra técnica en nutrición y dietética,  Yolanda Martinez, encantadísima, os resolverá vuestras dudas, y consultas.

 

Anuncios