Mitos verdaderos y muy falsos, sobre la alimentación. Nutrisalia, ahora te lo cuenta!.

La nutrición es una ciencia y no está sujeta a modas, y de ello en Nutrisalia, sabemos algo, aunque no mucho. Pues cada día aprendemos y nos encanta aprender.

 

Pero el problema de toda esta rama profesional dentro de la medicina, es que la especialización como tal en nutrición, sólo tiene 50 años, mientras que las creencias y mentiras vienen probablemente desde hace mucho más tiempo…

En el siguiente post, des de Nutrisalia, destapamos las 10 grandes mentiras y mitos de la nutrición que a día de hoy predominan en la sociedad actual, siempre bajo el desconocimiento involuntario y los chismes populares. Me sigues?

 

Hay alimentos buenos y malos: FALSO!

 

Respecto a esta afirmación hay que decir que no existen alimentos buenos ni malos sino consumo responsable y en su justa medida. El origen etimológico de la palabra dieta es régimen de vida, es decir, estilo de vida.

 

Los productos light son más sanos y adelgazan: FALSO!

 

El término light quiere decir que se ha reducido o eliminado como mínimo un 30% de las calorías totales, sin embargo si se abusa de estos productos puede hacerte engordar ya que podrías desequilibrar la balanza energética y consumir más calorías de las necesarias.

“Ante los productos light, Nutrisalia te recomienda ser cauto y no abusar de ellos”.

 

El café eleva la tensión arterial: FALSO!

 

Según la publicación de la SEH-LELHA, (Sociedad Española de Hipertensión-Liga española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial) no se ha constatado que el café provoque hipertensión. De hecho, las guías recomiendan que a los afectados acostumbrados a su consumo puedan tomar entre una y tres tazas de café al día. Y es que;

El Framingham, uno de los mayores estudios epidemiológicos de salud cardiovascular realizados, analizó la relación entre el consumo de café y la incidencia de enfermedades cardiovasculares en un grupo de 2.648 hombres y 3.566 mujeres, llegando a la conclusión de que el consumo de café no produce efectos perjudiciales a nivel cardiovascular. Un reciente estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins, publicado en Archives of Internal Medicine, demostró que beber café está relacionado con pequeños aumentos de la presión arterial aunque parece jugar un papel insignificante en el desarrollo de la hipertensión.

 

 

El pan engorda y la miga más: FALSO!

 

El pan no es un alimento de elevado valor calórico y además bajo en grasa. Es un alimento básico en la dieta mediterránea. La miga y la corteza tienen el mismo valor calórico, el problema es que la corteza por acción del horneado se deshidrata mientras que la parte interior (la miga) conserva mayor cantidad de agua, de ahí su aspecto esponjoso. Lógicamente, en exceso, suma!

 

  Las vitaminas, minerales y agua engorda: NUEVAMENTE FALSO!

 

Las vitaminas, minerales y agua carecen de valor calórico, es decir no tienen calorías.

 

El colesterol es malo: FALSO

 

El colesterol es una grasa necesaria para la vida, a partir del colesterol se forman los ácidos biliares, las hormonas sexuales, los corticoides, la vitamina D, etc. El 85 % del colesterol se fabrica en el hígado de forma natural.

El problema surge cuando aumentan las lipoproteínas de baja densidad o LDL, encargadas de transportar el colesterol desde el hígado a los tejidos, donde se puede acumular en las paredes arteriales, provocando el endurecimiento de los vasos sanguíneos.

 

Dejar de comer adelgaza: TREMENDAMENTE FALSO!!

 

No Comer, hace que tengamos menos energía, que estés menos activos, que estés más cansado, que disminuyas tu masa muscular (aumenta el metabolismo basal en reposo) y encima que tu metabolismo se ralentice porque no sabe cuándo va a volver a comer, por todo eso y más, la mejor manera de perder peso de forma saludable es comiendo.

Así que el hambre no sólo no adelgaza, sino que puede llegar a engordar y mucho. Sorprendido?

 

El agua con azúcar sirve para quietar las agujetas: NUEVAMENTE FALSO!!

 

El dolor muscular tardío o también llamado agujetas podrían producirse por 4 teorías fundamentales:

La primera teoría metabólica (en ejercicios de alta intensidad se genera mucho ácido láctico, este lactato se sabe que es reutilizado para formar glucógeno dentro del propio músculo, además no se ha detectado ningún cristal de lactato dentro del propio músculo) la segunda teoría es la mecánica (el dolor es mayor en ejercicios excéntricos que en ejercicios concéntricos), la tercera la llamamos teoría inflamatoria (las agujetas se ponen de manifiesto sobre las 24-48 horas post ejercicio, se produce una migración de células inflamatorias hacia el lugar de la lesión, las sustancias liberadas por las fibras musculares lesionadas y/o células inflamatorias podrían contribuir al dolor de las agujetas al actuar sobre nociceptores musculares). La hidratación, nutrición, estiramientos, masajes y descanso te ayudarán a mitigar estos dolores.

 

 

 

La vitamina C cura los resfriados: FALSO

 

En un systematic review realizado en Enero de 2017 titulado Vitamin C for preventing and treating the common cold , se observó que la recomendación de ingerir vitamina C para prevenir los resfriados/ catarros no estaba justificada ya que su ingesta no prevenía la enfermedad, sin embargo disminuía la duración de la misma. La investigación muestra que, para la mayoría de las personas, los suplementos de vitamina C o los alimentos ricos en dicha vitamina no reducen el riesgo de contraer el resfriado común

Tomar leche te hace intolerante a la lactosa: FALSO!!!

 

Tomar leche no te hace ser intolerante a la lactosa. Uno de los falsos mitos socialmente más aceptados es que el porcentaje de intolerantes a la lactosa ha ido incrementándose en los últimos años. Sin embargo, los últimos estudios indican que sólo el 15% de la población presenta algún tipo de trastorno en relación al consumo de lácteos, según la Asociación de Intolerantes a la Lactosa de España (ADILAC), un problema ligado fundamentalmente a la carencia de la enzima lactasa que absorbe los hidratos de carbono de la leche. Esta carencia de los intolerantes a la lactosa es lo que les provoca trastornos gastrointestinales.

 

¿Y ahora, que ya sabes un poquitin más, sigues sin estar inspirado para empezar tú dieta? ¿Quieres mejorar tu alimentación? ¿O sencillamente, quieres comer sano, muy sano y bien?

Ven a Nutrisalia y a BioNutrisalia, o puedes también consultarnos y dirigirte a nosotros a través de nuestro e.mail, nutrisalia@gmail.com ,si te surgen dudas o consultas respeto a nuestras publicaciones o quieres consultar directamente a nuestra técnica en nutrición y dietética,  Yolanda Martinez, encantadísima, os resolverá vuestras dudas, y consultas.

Anuncios